Español

La fundación ‘’Mi Dominicana’’ fue creada gracias a la señora Katarzyna Izydorczyk que vivíó y trabajó allí un par de años.

En el año 2008 recibió una propuesta de trabajo y por eso decidió dejar Polonia e ir allí. Junto con su hija de 8 años y su perro se mudaron a la República Dominicana y así empezó su gran aventura en este país maravilloso.

La República Dominicana le encantó a primera vista. Al prinicipio le gustó mucho la flora: el sol, el oceano y las playas, pero más tarde se mudó a un pequeño pueblo típico y desde ese momento se enamoró  también de los dominicanos. Su optimismo, bondad, amistad, amor hacia otras personas, su ayuda y vida sin prisa: todas estas cositas pequeñas cambiaron la vida de Katarzyna y su hija. Al mismo tiempo se podía observar la pobreza, el nivel muy bajo de recursos medicos y educativos.

Durante su estancia en la República Dominicana hizo muchos contactos con la sociedad local, se crearon las amistades que perduran  hasta hoy  día. En este tiempo se dijó a sí misma que iba a hacer todo lo posible para ayudar a esta gente amable y a su país.

Volvió a Polonia en el año 2013 y decidió crear una fundación que iba a ayudar tanto a los dominicanos como a los polacos. Aunque los dominicanos necesitan más ayuda material, pueden aprender mucho de los polacos.

La fundación fue creada el día 8 de abril de 2013.

Un ejemplo maravilloso del funcionamiento perfecto de la fundación es la historia de la hija de Katarzyna. Después de estar tres meses en la escuela dominicana era capaz de comunicarse en español  e inglés. Además, la estancia en la República Dominicana influyó mucho en su carácter. Esta fue la primera inspiración para crear el proyecto de la fundación que se llamaba ‘’Escuela debajo de las palmeras’’ porque el objetivo principal de la fundación era dar a los niños polacos la misma oportunidad que antes recibió la hija de la fundadora.

Los otros proyectos son creados gracias a las ideas que vienen de la vida:

-Una adopción cordial: porque los niños dominicanos necesitan nuestra ayuda.

-Un intercambio caluroso: porque de este modo podemos ayudar a la juventud polaca y darla coraje en el momento de usar la lengua extranjera,

-Globtroter: porque queremos mostrar a la gente la verdadera República Dominicana fuera de los hoteles

¡De esta manera esperamos que nuestra acción induzca a otros a actuar y les demos nuestro entusiasmo maravilloso!